Muerte a las frases de autoayuda

Publicado por

—¡Oh, por dios, estoy fatal!

—No te preocupes, aquí tengo las frases perfectas para que salgas de ese pozo.

Abro paréntesis (esto no es una crítica a los libros de autoayuda, estoy convencida de que para mucha gente pueden resultar útiles) Y cierro paréntesis. Bueno no, los vuelvo a abrir (llevo dos cervecitas) Ahora sí, cierro paréntesis.

Cuando estás mal es imposible que alguien sienta tu dolor, tu soledad o cualquiera que sea el sentimiento que tengas igual que tú. Nadie puede meterse en tu mente, apretar un botón y resetear tu cerebro a «modo fábrica». Sin embargo, hay que ser positivos, o eso nos venden, así que solo piensa que el tiempo lo cura todo (¡mierda, me ha salido una frase de autoayuda). Siento el topicazo.

Vamos al top ten de las frases de motivación, o al menos, las que más gracia me hacen:

1-El tiempo todo lo cura. Por dios, pues que mi reloj vaya más rápido.

2-Todo va a ir bien. ¿Disculpa? ¿Tienes una bola de cristal? ¿Puedes firmarme eso ante notario?

3-No podemos hacernos responsables de lo que hace/dice/piensa el resto de la gente, pero sí de como queremos que eso nos afecte. ¿Eso quiere decir que no me puedo permitir sentir un odio que me quema las entrañas? Vale, vale, pues nada guardo la catana. ¿Tampoco puedo llorar por ese comentario? Ok, no hay problema cierro los conductos de mis ojos y pongo el toque de queda a mis lágrimas.

4-No puedes parar las olas, pero puedes aprender a surfear. Lo siento, pero soy un poco torpe, antes de aprender a surfear me han picado cinco medusas, me he hecho un esguince en el tobillo intentando subir a la tabla y he tragado medio océano.

5-No todos los días son buenos, pero siempre hay algo bueno en todos los días. Toda la razón: hoy he pisado una mierda, pero estaba seca y no me ha costado despegarla de la suela.

6-Cada minuto que estás cabreado pierdes sesenta segundos de felicidad. ¡Oh, pero qué bien lo pasé imaginando cien maneras de asesinar! ¿Eso puede considerarse felicidad?

7-Nadie te puede hacer sentir inferior sin tu consentimiento. ¿Lo has oído, cerebro? Toda la culpa es tuya, coñe. Aprende a quererte un poquito más que parece fácil.

8-Las cosas que odiamos de nosotros mismos no son más reales que las cosas que nos gustan de nosotros mismos. Creo que voy a cambiar el espejo, debió de tocarme el de la madrastra de Blancanieves.

9-El viaje es tan importante como el destino. No sé yo qué decir, si tiene muchas curvas acabaré potando.

10-¡Solo sé tu misma! Genial, eso puedo hacerlo, siempre he querido ser Mystique, pero todavía no había conseguido mutar…

Foto: Pixabay-Tumisu

6 comentarios

  1. Genial, amiga. Pero el tema, además de a comentario, invita sobre todo a debate.
    Yo SI soy enemigo de los libros de autoayuda: ningún «hágalo usted mismo» puede sustituir a un profesional. La gente no se hace sus propias endodoncias, y desde luego la psocologia es una profesion tan digna y compleja como la odontologia.
    Tengo mas razones.
    La primera, que la mayoría, si no todos estos libros, se basan en procurar un positivismo emocional, a base incluso de desconectar de la realidad.
    Pero el duelo, por ejemplo, es fundamental para superar una perdida. El dolor cumple una funcion esencial. La angustia, la depresion, la ansiedad, son manifestaciones de una problematica que hay que conocer, afrontar y superar, en vez de barrerla debajo de la alfombra.
    El ying no tiene sentido sin el yang.
    En contra de lo que afirman la mayoría de estos libros, la parte fea de nuestras vidas no se puede extirpar para convertir nuestro pensamiento en un concurso de misses.
    No. Hay que mirar todo lo oscuro que llevamos dentro para poder iluminar esos recintos. Hay que echarle cojones a nuestro subconsciente en vez de apaciguarlo con tranquilizantes o adormecerlo con viajes absurdos a paraísos color de rosa.
    La gente toxica puede ser cojonuda si se le da una oportunidad.

    Y sobre todo, esta a proposito real de todos esos libros: hacer pasta a costa de gente que tiene problemas.

    El psocologo, a la larga, sale muchísimo mas barato.

    Eso si, cada cual es libre de llevar su dolor de muelas al dentista… o a la barberia.

    Me gusta

    1. Buenos días!
      Así es Isra, siempre he creído que las sombras son necesarias y no hay que ocultarlas. Forman parte del proceso y el cambio.
      En cuanto a este tipo de frases o libros, soy bastante reacia, me producen el efecto contrario.
      Echaba de menos también, estos comentarios que podrían ser un anexo a las entradas.
      Besacos!

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s