¿Qué sabes sobre las “lad lit”?

Publicado por

Seguro que casi todos conocéis el género denominado como chick lit, o novelas para chicas. La llegada de El diario de Bridget Jones, dio paso a un sinfín de novelas de este tipo cuyas protagonistas, chicas normales de unos treinta y tantos, cuentan sus desdichas e inquietudes con un toque de humor y mucho desparpajo. Esa es la fórmula para que miles de lectoras se sientan identificadas y devoren este género.

Hay títulos de este género de todo tipo. Desde la típica historia de chica busca el amor y acaba comiendo perdices con el macizo de turno, hasta las aventuras alocadas de mujeres que no tienen pelos en la lengua y dejan de lado la vergüenza y los estigmas para conseguir sus sueños. Aprovecho para recomendaros la saga que escribimos el compañero Luis M. Núñez y yo “Viviendo los treinta”, puesto que se trata de este género pero sin caer en los típicos clichés. Nuestras chicas son de armas tomar. Si quieres conocerlas puedes hacerte con unos ejemplares en Amazon, o bien pidiéndomelos por privado y te los haré llegar dedicados:

Esther, galerista en prácticas.

Esther, a bofetadas con la madurez.

Águeda, galerista en prácticas.

Águeda, relaciones internacionales.

Dicho todo esto, a lo que vamos. ¿Sabíais que también existe una literatura para hombres de este estilo? Se le llama lad lit y consiste básicamente en mostrarnos la historia de hombres que a pesar de estar rozando los treinta y pico, se niegan a madurar. Utilizan un tono sarcástico y humorístico para relatar el miedo al compromiso, las juergas con los amigos, la pasión por las aficiones y sus meteduras de pata en sus relaciones personales.

El consumo de las lad lit es bastante alto en el Reino Unido, lugar de nacimiento de uno de los autores más reconocidos en este género, Nick Hornby. Puede que algunas de sus novelas te resulten familiares: Fiebre en las gradas, Alta Fidelidad, Un gran chico o Todo por una chica, son algunos de sus títulos más sonados. Parece que los británicos no tienen ningún problema en dejarse ver en el metro con uno de estos libros, o incluso, alegrándose al recibir uno de ellos como regalo. Sin embargo, en España, al igual que en el resto de países latinos, parece ser que los hombres son más reacios a este tipo de lectura.

No es algo que me extrañe puesto que cada vez leemos menos en general y, por desgracia, eso de verse reflejado en las penurias de otro no parece hacer mucha gracia a nuestros chicos. Quizá les da más reparo mostrar sus sentimientos, ¿quién sabe?.

Ya sabéis que yo no soy partidaria de encasillar las novelas para un público en concreto. Si la historia merece la pena no tiene porqué estar dirigida a hombres, mujeres, niños, o mayores; simplemente hay que disfrutarla. Sin embargo, también creo que este tipo de novelas pueden ayudarnos a comprender con humor cómo se supone que piensa el género contrario. Si fuese hombre sería fiel seguidora de las chick lit solo por saber qué se nos pasa por la cabeza, pero como no los soy, tengo en mi mesita de noche una lad lit para analizar vuestro cerebrito y en cuanto pueda me pondré con ella. Bueno, analizaros es uno de los motivos y el otro… Ya os lo iré contando.

Y vosotros, ¿qué pensáis de este género? ¿Habéis leído alguna lad lit? ¿Os gustaría?

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s