Café frío

Publicado por

Intento echar la vista atrás, pero el tiempo difumina los recuerdos. Siento en mi corazón que existieron lazos invisibles entre nosotras. Momentos de ternura que, con la distancia, empañan mis pupilas.

El calor de tu pecho sofocaba mis berrinches y, cuando nuestros corazones latían al mismo compás, todos mis miedos se esfumaban.

Tu sabiduría, la que solo da la vida, supo aconsejarme sin presiones, sin obligaciones ni recriminaciones. Conversaciones entre generaciones tan dispares que solo tú y yo conocemos.

Te miro sentada en el sillón. Observo el ritmo de tu respiración. Ojos vidriosos. Murmuraciones a la nada.

Remuevo el café ya frío y me pregunto cuántos más podré tomar junto a tí, abuela, y sobretodo, cuántos me he perdido.

7 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s