¿Te censuras?

Publicado por

Hoy quiero exponer una de mis divagaciones, surgida a raíz de leer una de las entradas del compañero Israel. ¿Hasta qué punto nos censuramos en nuestros propios blogs? Quiero decir, ¿te crees libre de opinar y compartir todo lo que piensas y en todos los aspectos?

Siempre he pensado que no tenía problema en hablar escribir tal y como pienso, pero también es cierto que hay ocasiones en que esto resulta un poco más complicado. Y, la verdad, me da un poco de rabia porque ya estamos bastante censurados o condicionados en nuestras vidas como para tener que sentirse así también en nuestra propia casa (porque para mí, este blog es mi casa).

En mis escritos no me aplico ninguna censura ni en géneros, tramas, personajes ni mucho menos en vocabulario (quizá por eso soy persona non grata para Facebook e Instagram). Escribo así y a quien no le guste, perfecto, aquí estoy para que me deje sus comentarios y contribuya a mi enriquecimiento o, si lo considera oportuno, que se marche libremente en busca de contenido más a su gusto.

En mi caso, también hay veces que utilizo este blog como válvula de escape a situaciones reales que me molestan, me hacen gracia o me joden una barbaridad (por ese joden me quitan otro punto en Facebook), en este caso son entradas de opinión y, como ya he dicho, en mi casa puedo opinar libremente. En estas entradas tampoco me censuro, pero sí que es cierto que mido un tanto la forma de exponer ya que entiendo que puede haber gente que se moleste o, que opine diferente, cosa que me parece súper normal y necesaria. Sin embargo, hay gente pa´tó y puede que se ofenda y que no aprecie algo tan grande como es el debate. Aún así, seguiré opinando lo que me salga del chichi ese día (porque aviso, como buena géminis, igual mañana pienso lo contrario, por eso me gusta que me rebatan y me aporten un poquito de sal a la mente).

Y luego está el tema principal que ha motivado todo este rollazo: opinar sobre el trabajo de otros. Aquí la marejada se enturbia y resulta muy complicado no censurarse a uno mismo. Antes de que continúes leyendo, que quede bien claro: NUNCA ME HE CENSURADO. Es decir, siempre que he hablado sobre obras ajenas ha sido desde la sinceridad. También es cierto que como apunto en cada reseña, “es mi opinión subjetiva”. ¿Y por qué digo eso? No porque me influya la relación que pueda tener con el autor, sino porque soy una ignorante en muchísimas cosas y, por lo tanto, solo puedo opinar sobre lo que me ha hecho sentir (a mí) y no tiene por qué coincidir con las sensaciones de los demás.

Y sí, reconozco que no todas las obras son estupendas y perfectas (para empezar, no lo son ni las mías), pero aún así siempre encuentro algo bueno en ellas y admiro el esfuerzo y el trabajo que sé hay detrás. Si hay algo que no me guste lo diré desde el respeto y la confianza, por supuesto. Eso es lo que espero que hagan los lectores que leen mis novelas y creo que es lo que les debo a los escritores.

 

27 comments

  1. Ah pillastre, ya se por donde vas.
    Yo en mi blog no creo censurarme, pero es cierto que tengo más entradas en “borrador” que publicadas. Basta con ver el pobre nivel de lo que publico para imaginarse como será lo otro…

    Pero el tema de fondo es si nos censuramos, si me censuro, a la hora de comentar. Y mi respuesta es si.

    Por la misma razón por la que lo hago en la vida real: si mis palabras no sirven de algo, si no son un estímulo, un apoyo, un buen consejo, una ayuda, entonces es mejor que no salgan.

    Me direis: una crítica también es ayuda. Claro que si, por eso pido que me critiquen, y siempre lo acepto y agradezco.

    Pero:
    1. Yo no tengo conocimientos suficientes para criticar. El riesgo de cagarla es enorme.
    2. Nunca puedo saber cómo se va a tomar una persona que yo le señale un error (en caso de que realmente lo sea). Y ante la duda, ante el riesgo de hacerle daño a alguien por una opinión, yo prefiero ser prudente.

    ¿Que eso es ser hipócrita? Posiblemente, lo acepto. ¿Que es ser condescendiente? Lo considero una virtud. ¿es mentir? No, es no decir algo de lo que no estás seguro.

    De lo que si estoy seguro es de que cuando le transmito aliento a alguien, es positivo. Que cuando manifiesto empatía por los problemas de alguien, le ayudo un poco a cargar con ellos. Que cuando alabo un trabajo, estoy impulsando que esa persona haga el siguiente. Que cuando le doy al me gusta es porque lo he leído y me gusta, con eso no especulo.

    ¿Se puede llamar eso censura? No lo sé. Tampoco lo analizo mucho. Simplemente soy incapaz de decir algo que pueda sentar mal.

    Le gusta a 2 personas

    1. Ummmm aquí hay debate. Entonces eres ¿políticamente correcto? Si tu mujer o tu hija, en tu casa te preguntan ¿cariño cómo me sienta este vestido? Y estás pensando que ese vestido concretamente no sé, le ciñe demasiado la barriga o los brazos y sabes que tiene otros tantos que le sientan estupendos… ¿Le dirás “estás divina” por no ofender? O ¿sabrás darle tu opinión de una forma respetuosa?
      Sé que es un ejemplo frívolo, además de que ella se pondrá lo que le dé la real gana, pero… ¿Qué crees que espera ella de tí? Un consejo, una verdad, puesto que te quiere y tiene confianza. ¿No?
      Pues en los otros aspectos igual, depende de las formas y de los quiénes. Por supuesto que yo nunca le diría a nadie “eso es una mierda pinchá en un palo” porque:
      —Ni mi creo con los conocimientos suficientes.
      —Ni es constructivo.
      —Ni es educado.
      Así que…

      Le gusta a 1 persona

      1. Si, hay debate. No es solo una cuestión de formas y quienes. Hasta la estructura más sólida tiene fisuras. Nunca puedes tener la certeza de que una observación, hecha con la mejor de las intenciones, toque una fibra sensible y haga el efecto contrario.
        Centrémonos en esto.
        Yo aquí soy un jodido aprendiz, y ademas aquí no trato con personas (en sentido pleno), sino con lo que las personas quieren mostrar de si mismas. No digo que mintamos u ocultemos, sino que para conocer a alguien yo necesito tenerlo delante.

        Donde se que puedo ayudar es en el terreno de la motivación, de la autoestima, de las inseguridades. Pero en el propio oficio, va a ser que no. Yo no tengo criterio para saber si el vestido queda bien, pero tengo el poder de hacer que la que lleva el vestido se sienta bien con el. Y eso lo hago con toda sinceridad y sin ningún complejo.
        Pero criticar es otra historia. No puedo, mi forma de ser me lo impide.

        Le gusta a 2 personas

      2. Disculpa, había hecho un receso para cenar y cervecita😂😂
        Bueno, pues como buena géminis, tengo que decirte que estás consiguiendo que me replantee mi punto de vista😂😂
        Lo dejamos en tablas. Pero que sepas que te tengo fichado y yo sí que pido tu crítica 😉
        Besacos!

        Le gusta a 2 personas

  2. Sí, que me auto censuro por mi bien mental. En Twitter hay lobos, no puedes hablar o te comen, si no por un lado por otro. Así que muchas opiniones simplemente me las llevo a mi terreno real, es decir, fuera de las redes. El blog es distinto, aquí escribes y sí que he aportado mi opinión claramente en muchos aspectos, terrorismo, política y demás, pero no es igual aquí, que excepto un tío, que la palabra menos ofensiva que me dijo fue: “zorra”, la gente ha reaccionado muy bien. Twitter no es así.
    Respecto a opinar sobre los escritos de los demás, suelo ser bastante sincera, pero solo si es constructiva y puedo ayudar a que mejore, por ejemplo en poesía japonesa, mucha gente confunde los poemas y yo se lo explico. Pero en post de opiniones, puedo aportar la mía con toda la educación del mundo aunque no esté de acuerdo, pero nada más.
    Hoy por desgracia ser sinceros, decir lo que pensamos, acarrea más problemas que otra cosa. Me refiero a las redes, en el entorno familiar o de amigos es distinto.
    A veces leo cosas que me sangra el alma y es mejor callar o te engarzarás en una discusión sin sentido, como alguna vez me ha pasado.

    Besos Sadire.

    Le gusta a 3 personas

    1. Muchísimas gracias por tu aportación, Maria. Me encanta leeros😊. Coincido contigo en lo de las redes, sobretodo Twitter, de momento no me ha sucedido (cruzo los dedos), pero todavía no le he encontrado el punto. Es demasiado…no sé, ¿frío?
      Y por lo demás, pues toda la razón, si mi comentario no va a aportar nada, prefiero el silencio, sobre todo si es gente a la que “no conozco”. De aquí podemos sacar la conclusión de que si comento, será sincero.
      Un besaco!

      Le gusta a 1 persona

  3. Yo, personalmente, intento no censurarme. Siempre he considerado la escritura como una catarsis; mezclo en mis historias la ficción con el desahogo por ciertos traumas. Y, además, como bien dices, el blog es la casa de uno. Por eso creo ser sincero; si hay alguna autorepresión, es inconsciente.

    Le gusta a 1 persona

  4. Pues suele ser respetuosa si debato o doy la opinión sobre alguna obra.
    Una vez lo dije en mi blog ante una crítica despiadada a una autopublicada ” el mero hecho de haber conseguido una historia con coherencia ya merece un respeto” .
    Esa será siempre mi opinión, y cuando hablo de coherencia todos sabemos lo que significa.
    En entradas que sin más personales incluso suelto tacos.

    Le gusta a 1 persona

      1. Pues ayer mismo subí una que no sé si estará ya en línea.
        Te cuento, es una novela que escribí en mi época de instituto, que han llovido ya unos años jajajaja.
        Mi padre me la trajo rescatada de un trastero y aún legible junto con otra que no consigo descifrar porque están escritas en máquina de escribir…¡Cágate lorito! 😂
        Abriré entrada próximamente para anunciarla.
        Muchas gracias por preguntar 😍

        Le gusta a 1 persona

    1. Exacto. De todos modos, tal y como le dije a Javi, es cuestión de educación. Jamás despotricaré sobre el trabajo de nadie y menos sabiendo el esfuerzo que hay detrás. Para eso preferiría no hablar.
      Sobre el resto de temas: libertad absoluta.

      Le gusta a 1 persona

  5. Bueno, como siempre, llego tarde y sin invitación a meter la pata, pero el tema merece darse un tropezón.
    Yo pienso y creo que la imaginación no debe tener censura alguna pero a la hora de plasmar esos pensamientos en el blog viene el punto de inflexión. Las libertades se limitan entre sí y la mía no es mayor o menor que el resto; así, en mi blog, puedo ejercer de anfitrión y ser menos moderado, mientras explícitamente no ofenda, que en blog vecino que solo soy un invitado.
    Saludos ✋

    Le gusta a 1 persona

    1. Bueno, más vale tarde que nunca😉 y, además, ya sabes que aquí siempre estás invitado. En el fondo creo que todos, más o menos, hacemos lo mismo: respetar. También es cierto que el ambiente que se respira aquí es bastante diferente al de otras redes sociales…
      Besacos!

      Le gusta a 1 persona

      1. En este barrio, el vecindario cultiva el libetinaje y nadie se ofende ni monta una opereta. El único el Percebe, de vez en cuando, pero en todas los blogs se cuecen habas y en el mío a cada entrada.

        Saludos 😃✋

        Le gusta a 1 persona

  6. Reblogueó esto en In fiduciay comentado:
    Hoy gracias a ella, me he dado cuenta que yo también soy persona non grata en Facebook, ni Instagram.

    Me parece que siendo blog personales, como te dejan poner en tus descripciones. Si quieres decir un joder o un ostia no puedas.
    Por que puedes ofender a alguien.
    Hay cosas que pueden ofender más, que lo que yo cuento por aquí.
    Es tan fácil con si no te gusta, pues no me mires.

    Facebook e Instagram. Sois personas non gratas para mi. Ofenceis a los que nos gusta ser nosotros mismos.

    Le gusta a 1 persona

  7. En mi caso no creo que me auto censure en mi blog, siempre trato de dar mi opinión de forma sincera y respetuosa, en cuanto a comentar siempre soy respetuosa y al escribir suelo medirme más ya que suelo leer varias veces las entradas antes de publicarlas en mi blog aunque en la vida real soy demasiado sincera y sin querer ofendo a las personas ya que suelo decir lo primero que se me viene a la mente, quienes me conocen ya ni se sorprenden pero quienes no me he metido en varios líos por ser demasiado sincera. Muy buena entrada me ha gustado bastante gracias por compartirla. Saludos

    Le gusta a 1 persona

    1. Pues yo creo que me pasa al contrario: en la vida real, aunque soy sincera, mido más las palabras, y en el blog me doy libertad (aunque también tengo algún filtro). Sea como sea, gracias por pasarte y sobre todo, por dedicar unos minutos a comentar.
      Besacos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s