El báculo de la primavera

Publicado por

Una vez más no puedo resistirme a participar en el reto de Lídia. Aquí os dejo mi relato para “Escribir jungando” del mes de marzo.

La balanza se decantó por su pasión por la naturaleza y sacrificó su amor puro por Hermes. Las florecillas necesitaban a alguien que cuidase de ellas y recogió el testigo de la última hada del equinoccio de primavera: alguien tenía que azuzarlas para que se animasen a florecer.

En cuanto tomó el Bastón de la Tierra sus labios se sellaron para siempre y nunca más se pudo escuchar su melódica voz. A cambio se le entregó una lira, que solo podía tocar una vez al año. Paseaba entre los árboles y tañía sus cuerdas. Hermes suspiró melancólico y sonrió.

(99 palabras)

retomarzo

10 comentarios

  1. ¡Oh, qué bonito mito te has inventado! Mezcla amor, música y una decisión dura a cambio de perder un don… Bien visto lo de la voz, pues en la carta la boca parece cosida. Me encanta tu creación, Sadire!! Muchas gracias por participar otro mes más. Un besaco de bona nit! 😉 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s