Tropiezos

Publicado por

Un niño tropieza en el parque y cae de bruces. Mira hacia arriba y empieza a hacer pucheros. Su madre, sentada en un banco y atenta, se levanta corriendo.

—¡Ay, mi pobrecito pequeñín! —exclama mientras lo toma en brazos y besuquea su frente—. Pobrecito niño mio. ¡Qué desastre de parque! ¡Maldita piedra que se puso en tu camino!

Un niño tropieza en el parque y cae de bruces. Mira hacia arriba y empieza a hacer pucheros. Su madre, sentada en un banco y atenta, se levanta con tranquilidad y va hacia él.

—¡Arriba, campeón! —exclama poniéndole en pie y sacudiendo sus pantalones—. Mira, solo es un arañazo. Tienes que fijarte un poquito más, pequeño. ¡Venga, a jugar!

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s