A fuego lento

Publicado por

Macarena sacó del agua el termómetro de cocina que compró a precio de oro en una de las tiendas patrocinadas por el reconocido chef Marcelo, y sonrió al comprobar que el líquido había llegado a la temperatura adecuada. Era una mujer meticulosa y metódica, le gustaba el orden y por eso en su faceta culinaria no se saltaba ni un solo paso de las recetas.

Introdujo poco a poco y con esfuerzo la carne sin vida que sería el ingrediente principal de la comida: gazpacho. El menú de mañana para sus quince comensales consistiría en unos gazpachos tradicionales, un poco de pan, agua y una manzana.

Dejó la carne hirviendo a fuego lento durante horas, como bien decía su abuela “el truco de unos buenos gazpachos es la cocción lenta de la carne para que luego se desprenda con facilidad del hueso”. Mientras que la casa se inundaba de un olor peculiar parecido al puchero, Macarena aprovechó para ojear el periódico que cada día le dejaba su vecino en la puerta, junto a la alfombrilla.

Puso especial interés en una de las noticias de la sección de sucesos:

El violador de niños de Jaifares desaparecido.

El monstruo de Jaifares, acusado de la violación de siete niños en edades comprendidas entre los tres y los doce años, desapareció ayer en el Juzgado, durante el receso antes de la sentencia. Las autoridades confirman que tras ser custodiado hasta los baños ya no volvieron a verlo. Se habla de fuga y no se descarta la ayuda de uno o varios cómplices…”

Macarena cerró el periódico satisfecha y volvió a controlar la temperatura del agua, tampoco había que pasarse si no la carne quedaría muy seca. Esperó a que se enfriase y poco a poco fue desmunuzando cada trozo con esmero. Retiró la piel gelatinosa y los tendones mientras tarareaba canciones de cuna.

Sazonó el caldo a ojo, los ojos de la experiencia ya que ella nunca probaba sus platos “estrella”. Añadió las tortas y removió de nuevo a fuego lento, hasta que cada ingrediente se unió formando una pasta espesa. Mañana sus “inquilinos” se relamerian al probar su delicioso guiso.

Macarena durmió tranquila, en paz, como cada vez que cocinaba para ellos.

Al día siguiente preparó las bandejas de plástico y las cucharas, nada de tenedores ni cuchillos punzantes, y mesuró las raciones de gazpacho manchego.

Antes de bajar al sótano se aseguró de encender el equipo de música y poner el cd de coplas que tanto le gustaban a su abuela al máximo volumen.

Allí estaban sus “inquilinos” esperándola con ojos temerosos. En la esquina Fran el Torturador, a su lado Miguel el Violador de Ancianas, también Justo el Perverso o Suan el Descuartizador. Todos asustados, menos los últimos en llegar, a esos aún les quedaba una pizca de soberbia e incluso prepotencia. Pronto se achicarian, pensó, como el resto.

Una a una fue dejando las bandejas a los pies de cada uno de ellos, antes de volver a la escalera y despedirse:

—Disfrutad de la comida, chicos. Esta receta, hecha con todo mi amor —explicó con voz dulce, casi maternal— se llama “Gazpacho al estilo Violador de Jaifares”. Venga, animaos a probarla…Nunca se sabe qué receta se me ocurrirá mañana— Les guiñó un ojo y subió por las escaleras imaginando sus caras descompuestas.

10 comments

    1. Bueno, si Macarena ha seguido esa receta del gazpacho que narras literalmente, lo sentimos per sigue sin haber huevos, Sadire. Otra cosa ya es que haya incluido criadillas en el guiso: entonces sí admitiremos que, haberlos, haylos.
      Deseosos estamos de saber quién será el que acabe en una paella.
      ¿Será Justo? ¿Será Suan?
      ¿Habrá huevos?

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s