El colibrí

Publicado por

Puedes verlo al acecho ya que su colorido encanto no pasa desapercibido, eso sí, puede que ni siquiera te des cuenta de que se acerca con un vuelo rasante y veloz.

Olfateará tu interior y exterior con descaro. El colibrí prefiere a las más dulces y bellas desechando al resto. 

Necesita ir de flor en flor para seguir viviendo, para saciar su apetito. Así pues pasará el ochenta por ciento de sus días absobiendo el cáliz de cada brote, de cada capullo, de la más linda flor en cada jardín. El resto de su tiempo lo dedicará a reposar, a digerir la ambrosía conseguida con su alada danza.

Os estoy hablando del colibrí, más comunmente llamado picaflor. Estad atentas chicas😉

19 comments

  1. ¡Cuidado con las flores amigo colibrí! Ellas te ofrecen su néctar, se visten de colores y se perfuman de ambrosía solo para atraerte, solo para impregnarte su polen. Eso quieren de ti y no otra cosa, seducirte para que las fecundes. Nada mas esperes de ellas, no te prendes de ninguna porque solo buscan de ti un momento, una distracción para restregarte los estambres por el arco iris de tus plumas. Son efímeras, volubles, ingratas, nada quieren saber de tu pareja ni los pequeños que esperan en tu nido, nada les importan, te tratan como a un pequeño y alado gigolo, dilettantes, crueles, haciéndote pagar con despreció tu afán por vivir y hacer vivir a los tuyos. Las mariquitas te envidian, las abejas te llaman frívolo y los pájaros presuntuoso, cuando hacen lo mismo que tú pero con mucha menos gracia.
    Tu pica, amigo, pica flores porque ellas viven de ti, tú engendras sus frutos y combinas sus genes.
    Pica, querido, y si alguna te protesta, que se frote el pistilo como buenamente pueda.
    (Sorry amiga, faltaba el otro punto de vista😂😂😂)

    Le gusta a 2 personas

      1. Ni se te ocurra! jejeje, que tú y yo podemos acabar como Juanito Valderrama y Dolores Abril (viejuno ya lo sé, pero lo otro que me venía era Pimpinela y antes muerto) peleando por coplas jajaja…

        Le gusta a 1 persona

    1. Querido colibrí y cía:
      Han solicitado la opinión de las flores al respecto de este tema y voy a osar a dar la mía.
      En primer lugar tendríamos que discernir entre las flores dulces y bellas (las que le gustan al colibrí) o las flores menos suculentas.
      Las flores dulces seguramente dirán que se sienten indignadas con la actitud del colibrí porque solo las usa para saciar su sed y luego se olvida de ellas. Pero claro, siempre habrá una excepción que confirme la regla y encontraremos a algunas de estas flores que estarán encantadas de la compañía del colibrí durante un rato sin tener que aguantar el resto de sus días sus aleteos molestos.
      Las flores con néctares menos agraciados (entre las que me encuentro) también estarían indignadas con su actitud, pero no por sus actos aprovechados sino por no elegirnos, por privarnos de la caricia de su pico y el aire que desprenden sus alas.
      Así pues, mi humilde opinión es que deberían existir colibríes menos exigentes.
      Saludos desde un jardín americano.

      Le gusta a 1 persona

      1. Querida flor:
        Sabido es que el colibrí lo mismo ataca al Nardo que al Cardo, como podemos acreditar por numerosas pruebas documentales -de la dos- y estudios al uso.
        Existe eso sí un hecho diferencial, pues la preferencia del colibrí está en relación con los néctares que ya lleve en su cuerpecito, pues no hay flor añada sino néctar de menos.
        Otrosí te digo que en muchos casos de flores quejosas, la ausencia de colibrí se debe a la presencia de moscardón, que dos son compañía y tres son exceso, y eso pesa, por mucho exceso de néctar que pueda cargar el colibrí de turno.
        No hay pues distinción de edad o condición, que la flor añeja da buen caldo, y la nueva, a veces, es bien sosa por recién salida del invernadero.
        Casos hay también de flores que no se arreglan para el colibrí, sino para otros libadores más de su agrado, pero la naturaleza es sabia y por eso os hizo monas, y con feromonas, y la que se viste para que no haya quien lo resista, si luego chista, mejor que no se vista.
        ¿A qué tanto melindre entonces si el halago agrada, el aleteo refresca y la visita del pajarito siempre da placer? ¡Qué habría el colibrí de hacer, ¿volverse ciego como un topo, aislado como un caracol o indeciso como… como… ¡un Puigdemont!?
        Siga la naturaleza su cauce,
        que en ese dichoso devenir,
        la flor se ha de divertir
        y al colibrí le complace.
        Vengan flores perfumadas,
        Flores de gracia resultona,
        con corolas bien abultadas
        Y si no, ¡venga silicona!

        Suyo respetuosamente,

        Le gusta a 1 persona

      2. Desde luego!!😂😂
        Conste que no asumo lo que escribo, solo es un “papel”.
        Si quieres seguimos, y después lo publicas todo como bien han dicho por aquí: flores colibríes y viceversa…mientras el tema no se agote…

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s