Mocaorà

Publicado por

9 de Octubre, Madrid, 09:00 am

Amparo ocupa su puesto en la cinta como cada mañana. Saluda a Berta, su compañera de trabajo situada en frente, y acto seguido se concentra en la cinta que ya ha comenzado a moverse: hoy tocan albaricoques.

Con la rapidez que los años de experiencia le han proporcionado, Amparo comienza a retirar los albaricoques picados, demasiado maduros o con mal aspecto.

9 de Octubre, Madrid, 15:00 pm

Amparo guarda los guantes y el babero en su taquilla. Ficha y se despide de la recepcionista que con una sonrisa le entrega un paquete.

9 de Octubre, Madrid, 16:00 pm

Amparo entra en casa y le da un beso a su marido que ya está fregando los platos de la comida. Espera que éste se vaya a trabajar para sacar el paquete que ha guardado en su bolso. Lo abre con delicadeza y se va a su dormitorio.

Se sube a un taburete y del fondo del armario, de la balda superior saca una caja de cartón de tamaño medio. Acaricia y huele el último regalo recibido intentando reprimir las lágrimas que empiezan a asomar.

Vuelve a esconder la caja ya casi repleta después de tantos años y agarra la bandeja con pequeñas figuras de mazapán. Elige una con forma de fresa y se sienta en el suelo. Llora, muerde, traga.

9 de Octubre, Valencia, 23:30 pm

Vicente, tumbado boca arriba en su cama, intenta imaginar cómo le sentará a Amparo ese pañuelo celeste. Daría la vida por ser él quien se enroscase en su cuello y se embriagase de su olor y su calor. 

2 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s