La mala malísima

Publicado por

Cuando empiezas a crear personajes para tus historias es cuando también comienzas a fijarte en tus gustos, en los personajes que han conseguido cautivarte a lo largo de los años. Me he dado cuenta de que siento una especie de atracción hacia las malas malísimas, esas a las que deseas que acaben muriendo entre terribles sufrimientos, pero que al mismo tiempo quieres que salven porque estás convencida de que sin ellas la historia ya no sería lo mismo.

Esta relación amor-odio entre personaje y lector nunca me ha llegado con las protagonistas “buenas”, lo que me hace creer que este tipo de “malas” están mucho mejor desarrolladas, descritas o perfeccionadas. Da la casualidad que las malas malísimas a las que me refiero siempre tienen un puntito bueno que aunque no justifique sus actos, ayudan a entenderlas mejor.

Sí, admito que al final siempre prefiero que ganen las buenas, pero que sufran un poquito antes y saquen las garras para acabar con su contrincante (lo que me vuelve a llevar a la misma conclusión: me llena la buena cuando saca el genio, la ira, la venganza y la fuerza).

Puede que esto sea consecuencia de mi infancia con tantas princesitas en apuros llenas de remilgos, puede que considere que crear al antagonista perfecto sea más complicado o quizá solo sea alguna tara personal que deba hacerme mirar por el especialista. Pero bueno, voy a mostraros algunos ejemplos que para mí son fascinantes.

Primero hablaré de dos antagonistas de manual. Esas a las que deseas su muerte, pero al final:

  • Cersei (Juego de Tronos): ¿Se puede ser más mala? Esta malísima es encantadora, a parte de egoísta y egocéntrica, claro. Dispuesta a asesinar sin escrúpulos con tal de conseguir sus objetivos y de proteger a los suyos: sus hijos y su amante-hermano. Sí, sí, ya sé que en la última temporada poseída por el ansia de poder, se le va la pinza y ya le importan tres pitos su amado manco y su último hijo muerto. Aún así no podéis negarme que sin ella la serie perdería mucho. ¿Os imagináis el día que le toque morir? Sé que lo disfrutaré y por eso también sé que es un personaje de diez.
  • Lucrecia, Marquesa de Santillana (Águila Roja): Este personaje es merecedor de una entrada propia. Es tan enrevesada, inteligente, seductora, cruel, celosa y ambiciosa que es imposible que no despierte algún sentimiento en el espectador. Margarita (la buena) no tiene nada que hacer a su lado con lo sosaina que es. Al igual que Cersei, Lucrecia es capaz de todo por proteger a su retoño y conseguir sus objetivos, suficiente argumento para que se crea con potestad de decidir quién debe vivir o morir si se le estorba. Sublime.

Y ahora quiero dar paso a dos personajes en principio buenos, pero que…¿son buenos o tienen un lado oscuro?

  • Maléfica (La bella durmiente): Estoy hablando de la versión que hizo Angelina Jolie. Dejemos a un lado mi fascinación por la actriz y centrémonos en el personaje de Maléfica. Una chica buena que se convierte en malísima dispuesta a sacrificar todo un reino y la vida de una recién nacida solo por vengar la traición de su amado. Adorable.
  • Aria Stark (Juego de Tronos): Qué niñita tan dulce, ¿verdad? Desde niña jugando con espadas y burlándose de su remilgada hermana. ¿Es buena? A mí no me lo parece cuando es capaz de asesinar con frialdad a todos aquellos que considera culpables de sus desdichas y ojo, que yo aplaudo cada una de esas muertes, pero para ser así un poquito maquiavélica hay que ser ¿no?

 

Bueno, y hasta aquí mi divagación dominguera sobre las malísimas. Ojalá alguna vez consiga crear un personaje tan bueno (o malo) como estos.

8 comments

  1. Puede ser que históricamente los escritores (varones en su mayoría) le concedieran la virtud de la inteligencia solo a las malas malísimas, porque las buenas con estar buenas y saber sacarse partido ya tenían suficiente. Tal vez por eso las “malas” tengan algo especial que las hace atractivas. Mi mala favorita de toda la vida es Angela Channing (tengo una edad, si), y recuerdo algunas más, pero el caso es que si me preguntas por alguna heroina con un CI por encima de la media me cuesta trabajito dar con alguna…
    ¡Y no es que yo sea machista! No, es que las brujas actúan con un plan y estrategia, y a las hadas les basta con una varita.
    (Y unos polvos, pero ese es otro género 😂😂)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s