Condenado IX

Publicado por

Por si te lo perdiste: I II III IVVVI VII- VIII

Los gemidos fueron constantes durante toda la noche, pero a pesar de ellos todos los niños del barracón acabaron por dormirse vencidos por el cansancio. Todos menos dos. Zoster no se separó ni un segundo del gigante malherido. Cada cierto tiempo intentaba darle pequeños sorbos de agua mientras le sostenía la cabeza y le acariciaba el pelo con la ternura de una madre.

Kyle miraba a la pareja desde su saco convencido de que el mejunje que le había entregado la extraña niña estaba haciendo efecto. Se permitió dibujar una sonrisa en su cara mientras observaba cómo los papeles de niño y protector se habían intercambiado. Recordó a su madre y de repente la sonrisa se convirtió en un llanto silencioso que acabó por derrumbarle y sumirle en un sueño profundo.

Kyle acariciaba lo que antaño había sido una sedosa melena rubia y que ahora era áspera y escasa. Su madre permanecía con los ojos cerrados y su piel estaba fría y azulada. La oscuridad llenaba por completo el calabozo marino. Kyle ya sabía en qué iba a terminar todo aquello: su madre estaba muerta. Lo había vivido. Sin embargo, algo cambió en aquella escena: Margaret abrió los ojos de golpe, provocando que el niño diese un respingo. Sus ojos eran blancos, no quedaba ni rastro de vida en ellos. La mujer agarró con sus dedos huesudos el brazo del niño que, temeroso, intentaba zafarse del espectro.

—No temas, mi pequeño— repetía la mujer con voz hueca. —No temas, pequeño Kyle. Mamá está aquí.

Kyle respiraba entrecortadamente azuzado por el miedo, pero al escuchar a su madre comenzó a relajarse y sentirse más tranquilo. Su voz, a pesar de ser potente, le reconfortaba como cuando aún no había comenzado aquella pesadilla y con cualquier rasguño acudía a ella en busca de consuelo. Los ojos blanquecinos parecían buscar al pequeño entre tanta penumbra.

—Hijo, debes ser fuerte. Debes ser fuerte y valiente. —La voz comenzaba a debilitarse y cada vez se oía más bajo, más lejos. Todo en aquella escena parecía comenzar a desvanecerse —. Hijo mío, no te dejes llevar por ideas de otros… Correrás peligro…Cuida de ella…Cuídala…

Kyle notó cómo alguien le tocaba el hombro y se incorporó bañado en sudor. Zoster le miraba atónito.

—Tenías una pesadilla. Estabas gritando. —se excusó por despertarle.

El pequeño intentó aferrarse a las palabras de su madre, tratando  que el sueño no se esfumase y volver a quedarse solo y desamparado en aquel infierno. Otra voz se unió a ellos, era Scott que hacía esfuerzos por ponerse la camisa sin mostrar el dolor que le acuciaba a cada movimiento y roce con la prenda.

—Gracias, chicos. Estoy en deuda con vosotros. —Se limitó a decir mientras volvía a ponerse la careta del líder gigante que protegía a sus retoños. — Preparaos para salir, no hagamos enfadar a esos estúpidos.

CONDENADO

11 comments

  1. Esta escena es algo más que la consecuencia de la anterior, con sus latigazos. No lo digo por el sueño premonitorio, sino por el ambiente creado de compañerismo entre los niños. Al invertir el papel de protector y protegido, como señala la narradora, se crea una atmósfera especial, no jerárquica (en la que Scott sería el teórico líder), sino más bien tendente a una disposición horizontal en la que cualquier niño puede descollar.
    En “Sin embargo algo cambió en aquella escena, Margaret abrió”, pondría coma tras “embargo” y cambiaría la coma tras escena por dos puntos.
    En “pero las mujer se aferraba a la ensoñación intentando que su hijo todavía no despertase y poder hacerle llegar su mensaje. —Kyle” sobra la “s” de “las”, el “todavía” aporta confusión sintáctica pero no es necesario y el punto tras “mensaje” iría tras la raya de diálogo. Por otro lado, lo cierto es que es una frase que no me cuadra, lo de la mujer aferrándose a la ensoñación… no lo entiendo. Sé lo que quieres decir (que la mujer, sea fantasma u otra cosa, aprovecha el momento de Kyle antes de despertar, pero…)
    PS: Toallitas para mopa le podían poner para curar los latigazos, anda que… ya sabes a qué me refiero 😀

    Le gusta a 1 persona

    1. En realidad eso era lo que quería mostrar: el compañerismo/unión de los niños. Además, por supuesto, de incluir un poco de tensión con la premonición.
      He rectificado esa frase, es cierto que no sonaba muy bien. En todo caso si alguien quisiese aferrarse al sueño debería ser el niño y no el ente.
      PS: Pues porque en esa época no habían toallitas para mopa olor limón que si no…

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s