Picadura mortífera

Publicado por

Esta tía no se calla ni debajo del agua. Mira cómo se atusa la melena, no la soporto. No tengo por qué aguantarla ni un minuto más. Ya me ha presentado a la persona que necesitaba. Menudo gordo seboso, ¿cómo puede pensar que me he enamorado de él? Es patético. Los hombres son patéticos.

¿De verdad que no se da cuenta de que sólo quiero su dinero y sus contactos? Es asqueroso tener que aguantar su brazo fofo en mi cadera. Qué contento está pavoneándose de mí. Ni en sus mejores sueños se hubiese imaginado acompañado por una tía como yo.

Deja ya de reír, zorra, tu estridente risa para llamar la atención solo consigue darme dolor de cabeza. Venga, vete ya, aquí sobras. ¿Cómo?, ¿vas al baño? Te acompaño, es mi momento. Odio tu melena pelirroja que exhibes sin recato. Eres una paleta que sustituye su falta de seso con curvas sinuosas y piernas que se abren con facilidad. Yo al menos tengo un objetivo.

Aparta tu brazo sudoroso por un momento. Tengo que acompañar a ésta. Será rápido.

Mira cómo se coloca las tetas mientras se mira en el espejo y saca su pintalabios del bolso. Tengo algo para ti, has cumplido con tu misión, no te necesito. No te muevas. Ya te tengo. No puedes gritar ¿eh? La cuerda te estrangula. Tranquila, pronto dejarás de patalear como una niña pequeña. Qué fea te estás poniendo, el color morado no te sienta nada bien.

Ha sido fácil. Te has portado muy bien. Ya ves, tu pelo al fin me sirve de algo. Pesas más de lo que pensaba, menos mal que te puedo agarrar de tu larga cabellera y arrastrarte dentro de un retrete. Ahí te quedas. Gracias por el pintalabios, querida, hace juego con mi vestido.

Ya puedes rodearme de nuevo con tus brazos, gordo. No te preocupes por Lucy, no se encontraba bien y ha decidido marcharse.

9 comments

      1. No te creas, los perros estos siempre tienen tiempo para hacer una escapadita buscando sangre venosa, así que yo no me arriesgaría y escribiría que le cortas la melena, aunque sea en un comentario aparte.
        Que no es por nosotros, que lo decimos por tu salud…

        Le gusta a 1 persona

  1. ¡Qué bruta! Yo creía que nos ibas a ofrecer una nueva aventura de mosquitos por el título (o de arácnidos por la foto), pero ya veo que la cosa va de viudas negras 😀
    Pensamientos narrados de forma directa y cruda, como es habitual, sin concesiones, que reflejan muy bien la acción sin necesidad de descripciones. Muy bien, Sadire 😉

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s