Condenado (IV)

Publicado por

Por si te lo perdiste: (I)-(II)-(III)

Uno de los oficiales al mando del buque carcelario les despertó aquella mañana. Aporreó los barrotes con un cuenco de hierro y gritando anunció la llegada a tierra, por fin la travesía había llegado a su destino: Hobart Town.

Kyle, abandonado a su suerte, había conseguido sobrevivir para sorpresa del resto de presos. Los últimos meses se había convertido en una sombra que pasaba las horas sentado en un rincón con los ojos entrecerrados. El resto de reos hicieron un pacto silencioso en el que se comprometieron a dejar en paz al pobre chiquillo, convencidos de que acabaría pereciendo como su madre.

Antes de subirlos a popa, los oficiales se encargaron de ponerles pesados grilletes en las manos y los tobillos temiendo algún tipo de rebelión. Kyle, al igual que el resto, tuvo que acostumbrarse de nuevo a la luz del sol que los cegaba sin piedad. Llenaron los pulmones de la brisa marina hinchando sus pechos hasta su total capacidad: quizá fuese la última vez que lo hacían.

Mientras tanto, el capitán encargado de la expedición les explicaba cómo iban a pasar el resto de sus días, con total indiferencia.

—Presos, gracias a la misericordia del Reino de Inglaterra, se os ha concedido el privilegio de seguir con vida a cambio de vuestros servicios. Se os va a trasladar a uno de las colonias penitenciarias, en concreto la de Tasmania. Trabajaréis día y noche para construir molinos, edificios y vías férreas y así conseguir que estas tierras yermas avancen y se modernicen. Los aborígenes casi están a punto de extinguirse, aunque tengo la esperanza de poder cazar alguno antes de que lo hagan. Vosotros os convertiréis en la nueva mano de obra. ¿Entendido?

Los presos no respondieron, pero el capitán dio por recibido el mensaje. Si no lo habían comprendido pronto lo harían. Los reos fueron desalojados del barco a puntapiés y conducidos a carromatos, tirados por caballos, donde los hacinaron. Estaban tan apretados que tenían que aguantar de pie. Más de uno cayó por la parte trasera cada vez que el carro se ponía en marcha. Cada vez que esto sucedía se detenían para recoger al reo perdido no sin antes atizarle unos cuantos golpes por su torpeza.  Kyle se agarraba a los barrotes laterales con toda la fuerza que su agotado cuerpo le permitía.

Pasaron todo el día sin comer ni beber, ya que cuando pisaron tierra todavía no les había sido repartido el desayuno.  No estaban acostumbrados a aquel clima tan húmedo y tan caluroso al mismo tiempo. Los rayos de sol eran inclementes con los nuevos habitantes y más de uno pereció deshidratado.

Fueron conducidos desde el puerto, a través de un fino camino de tierra, hasta una isla cercana. Su destino les esperaba y se presentaba ante ellos como un gran edificio con estrechas ventanas que seguía en construcción. A ambos lados del angosto camino se veía un océano infinito azul oscuro. Kyle se quedó prendado de las grandes sombras que se movían bajo el agua. De vez en cuando una enorme aleta emergía del agua para poco después volver a desaparecer. Aquella imagen le inquietó: nunca había conocido una bestia con aquellas características, pero tuvo claro que no quería compartir un baño con ellas.

CONDENADO

8 comments

  1. Quiero incidir en el tema de los aborígenes, otra de las manchas en el “inmaculado” expediente imperial británico, que aquí tratas mencionándolo y que, quizá, sea desarrollado. Las escenas de los presos cayendo por la parte trasera del carromato, aunque triste y dura, me han provocado una sonrisa digna de una película slapstick 🙂
    Así, para empezar: La primera frase no me gusta. Eso de despertar en un estado de euforia que no habían visto me suena mal, sinceramente. No entiendo quién está eufórico, si el carcelero o los condenados (que no tienen motivo para ello), y es un tanto rebuscada en su construcción. Quizá invirtiendo la acción posterior, es decir, iniciando el texto con el carcelero aporreando los barrotes y luego haciendo referencia a la euforia…
    En “había conseguido sobrevivir ante la sorpresa”, quizá mejor “para sorpresa”
    En “Antes de subirlos a popa los oficiales se encargaron “, creo que debería haber una coma tras “popa”, y me sobra la que hay antes de “les” en “Mientras tanto, el capitán encargado de la expedición, les explicaba”
    En “No estaban acostumbrados a aquel clima que les acogía tan húmedo y tan caluroso al mismo tiempo”, el verbo acoger suele tener connotaciones positivas… que no es el caso. Sencillamente, yo eliminaría el “que les acogía” y a correr.

    Me gusta

    1. No sé dónde leí algo así como: “si el rifle no va a ser utilizado, no pierdas el tiempo describiendo como está expuesto en la pared frontal de la habitación”. Con esta cita (que te he dicho de memoria😅), quiero decir que los aborígenes también tendrán su papel…si continúo la historia😁
      Para todo lo demás, mastercad: puntualizaciones aceptadas como barco y ya aplicadas😉

      Le gusta a 1 persona

      1. Cierto. Esa frase también la he leído. Creo que era de un escritor ruso (Tolstoi?, espera, que busco


        Nop. De Chejov. Bueno, ruso era :D)
        Por eso mencionaba lo de los aborígenes, sí 😉 Es un recurso argumental demasiado exquisito en este contexto australiano como para dejarlo pasar…

        Le gusta a 1 persona

  2. El capitán británico es odioso, la verdad …”gracias a la misericordia del Reino de Inglaterra” … me ha parecido una frase genial para hacerse cargo de la crueldad del momento, además de dar cuenta de lo que le espera a la pobre criatura. Para rematar su cinismo añade que quedan pocos aborígenes pero que no pierde la esperanza de cazar a alguno. Cazar, como si fueran animales, me ha parecido muy gráfico ese párrafo, entero.
    A ver como se desenvuelve el chaval …

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s