Collage o según la RAE, colaje

Publicado por

Temperaturas rozando los treinta grados: se avecina un baile de colajes en las calles, y uno de ellos soy yo. Empezamos a decir adiós a la época de transición donde abundan las chanclas con camiseta de manga larga, pantalones cortos con botas camperas y tirantes con fulares, para dar la bienvenida a la ropa de verano.

Así es como pasamos del colaje en la vestimenta al colaje en las pieles. En nuestras carnes reflejamos los tonos de piel de casi todas las etnias. La cara y las manos morenazas, los brazos bastante bronceados y resecos, por cierto, ojito con esos codos que se quedan como un pellejo viejuno durante el invierno; el pecho, abdomen y culo de un blanco nacarado que podrían servir de reflectante si te quedas tirado en la autovía durante la noche y por último unas piernas de color amarillo macilento.

Y no queda otra que pasarlo: me convierto en abanderada de la diversidad de etnias. Gitana de cabeza y manos, latina de brazos, irlandesa de cuello hasta las rodillas y asiática hasta los pies. Me niego a usar auto bronceadores después de algún “accidente” con ellos hace unos años. Los rodales blanquecinos donde no lo apliqué y que fueron motivo de sorna es uno de esos accidentes, y los churretes marrones que bajaron desde la parte de atrás de mis rodillas hasta los tobillos es otro de esos incidentes.

Por cierto, ya que estamos hablando de zonas que van a quedar descubiertas quiero hacer especial mención a los codos, como dije antes y a los pinreles. Por favor, háganse la pedicura antes de mostrar al mundo sus extremidades. Unas uñas cortitas y una buena limadura de callosidades serán suficientes. ¡Ah! y también una pequeña depilación, ¿o soy la única que tiene pelos en el dedo gordo y el empeine como Frodo?

7 comments

  1. Entre guasa y guasa, hay una fina colleja a la RAE. Se podía mantener como galicismo, creo yo, pero para mí que esta gente está empeñada en hacer el idioma castellano (o español, que ya nos entendemos) tan castellano, tan castellano, que se pasan de gañanes.
    La mezcla de razas: sublime. Lo de las pedicuras y cuidados de la piel al descubierto que más sufre, otro tanto. Yo, que nunca llevo los pinreles al aire (aunque me doy cremas y los tengo suaves, nada de talones comidos) porque me parecen la parte de la anatomía humana más repugnante (lo siento, pero me resultan asquerosos, ya ves :D), cuando encima veo esas grietas, esos amarilleamientos, esas uñas… 😦

    Le gusta a 1 persona

    1. ¿En serio?, ¿colaje? Pues no, no suena tan guay, pierde todo el glamour, perdón: glamur😉
      Comparto tu opinión sobre las extremidades inferiores. Para mí los dentistas y los podólogos son de otra pasta porque telita lo que verán….

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s