Abre los ojos

Publicado por

Hace días que algo me está carcomiendo las entrañas. No soy una entendida del tema y quizá por eso no me he atrevido hasta ahora a escribir lo que pienso, o mejor dicho, a escribir lo que siento. Estoy hablando de Siria, de todo lo que allí está sucediendo.

Mira que lo he intentado escuchando noticias o leyendo artículos, pero no consigo entender qué tipo de conflicto político excusa todo lo que está ocurriendo (o la parte que nos dejan ver). No entiendo de intereses rusos, ni americanos ni de sunitas y chiitas, solo veo el horror en los ojos de hombres y mujeres.

Los telediarios nos arrojan a diario muertes, sin escrúpulos, imágenes de niños, niñas y bebés agonizando.  Imágenes de padres desesperados con los cadáveres de sus hijos en brazos. Cuerpos sin vida echados sobre el frio suelo de los camiones. La noticia ocupa unos segundos en el noticiario, los mismos segundos que ocupan en nuestras retinas. Después: el olvido.

Suelo ver el telediario mientras cenamos, es el único momento en el que podemos. Me aterroriza ver los ojos de mis hijos cuando escuchan estas noticias: nada. No preguntan, no se asustan. Son pequeños y no quiero preguntarles qué sienten, ni siquiera quiero que vean esas espeluznantes imágenes, pero a veces lo hacen y me da verdadero pavor el pensar que igual llega un día en el que sea normal, que estas cosas no les remueva algo en su interior.

¿Quién sale beneficiado con tanta muerte? No lo sé, ni quiero saberlo. Lo único que sé es que me repugna que se permita y consienta solo por el hecho de obtener cualquier tipo de beneficio. No puedo dejar de sentir cierto asco hacia la raza humana viendo estos actos. Izquierdas, derechas, ultra conservadores, musulmanes, cristianos, judíos… y así hasta el infinito. ¿Acaso no todos sangramos? , ¿no todos lloramos a nuestros muertos?

Puede que hoy esté demasiado sensible, será uno de esos días. Puede que mañana olvide todos esos ojos que no puedo quitarme de la cabeza, esos cuerpos convulsionándose intentando aferrarse a la vida, esos ancianos cabizbajos rodeados de muertos intentando comprender… puede…

12 comments

  1. Mi niño es muy pequeño, tiene dos años, pero ayer estaba viendo el telediario y salió esa imagen terrible de un hombre con sus gemelos muertos en brazos. Mi niño los vio y dijo: “Mira, bebés”. Quizás pensó que estaban dormidos… También a mí me asusta que los niños de hoy lleguen a inmunizarse ante esas imágenes. De hecho, creo que eso es lo que le sucede a mucha gente. Muchos piensan que a nosotros no nos puede pasar eso, que eso sucede en otra parte y a otras personas. Y es un error pensar así. Creo que nadie estamos libres de estos horrores. Un abrazo y muy buena reflexión.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo triste es que la historia se repite, quizá en diferentes espacios, diferentes verdugos y diferentes víctimas, pero los mismos desenlaces. Será cierto eso de que somos la única especie que tropieza con la misma piedra…

      Le gusta a 1 persona

  2. Esa sensibilidad de la que hablas es algo que hay que atesorar como uno de los regalos más preciados. Eso es lo que nos hace más “humanos”, no en el sentido representado por esos actos que has descrito, sino en el en sentido, o más bien capacidad de meterse en la piel del otro y ser con él. Si perdiéramos todos la sensibilidad, este mundo estaría aún peor de lo que hoy por hoy es. Excelente reflexión, una que sin duda, nos hacemos muchos a diario. Un abrazo muy fuerte.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo has explicado perfectamente: no perder la capacidad de ponernos en la piel de otro. La verdad, es que no hace falta ir tan lejos. Pongo un ejemplo al que recurro bastante (no tiene nada que ver con el tema): llegas cansada de trabajar y tu pareja, un familiar o una amiga te cuenta que está súper cansada también. Sabes que no tiene ni punto de comparación su desgaste físico con el tuyo que es mucho más elevado. Aquí es donde aparecen dos opciones:
      1- Pensar que es una egoísta que sólo se preocupa de lo suyo.
      2-Ponerse en su lugar. Aunque sea menos cansado su trabajo no tenemos porqué poner en duda su nivel de cansancio.
      A la inversa lo mismo.
      Besos y gracias por pasarte!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s