Follar, perdón, “Hacer el amor”, en tiempos revueltos

Publicado por

No, amigos, no voy a hacer una versión porno de la serie de televisión española. En este caso “los tiempos revueltos” se refiere a mucho, mucho trabajo más una buena dosis de niños pequeños pululando por casa. Seguro que algunos ya sabéis por donde voy….

Vamos, que tengo el “xixi” muerto de no usarlo. A veces pienso que si no tuviese pareja incluso puede que mi “xixi” se ejercitase mas. Os explico, cuando estás casada sabes que lo tienes más a mano, crees que cuando te apetezca podrás disfrutar sin problemas de una noche de tórrida pasión. Pues no. Estoy pasando por una situación muy difícil…tanta lluvia por aquí y tanta sequía por mi cuerpo…eso no debe de ser bueno para la salud.

La cuestión es que yo, en edad perfecta, en estupenda sintonia con mi pareja no puedo disfrutar del sexo tranquilamente. Cuando no es por excesivo cansancio mio es por el de mi pareja. Y cuando ya te plantas y te dices “hoy sí que sí, voy a pasar del sueño, del estrés, de los calentamientos de cabeza. Hoy mojamos”. Pues entonces tu euforia se va al retrete por culpa de los nanos.

Cuando son bebés casi diría que es más fácil llevar este tema. Sabes que como mucho seréis interrumpidos por un llanto demandando comida o un cambio de pañal. Pero cuando son un poquito mayores la cosa se complica. No son lo suficientemente mayores para ir solos a los sitios, lo que significa que si ellos salen tú también. Pero, por el contrario, ya van intuyendo cosas…estoy empezando a pensar que perciben la sobrecarga de hormonas del ambiente.

Esto significa que no te van a dejar ni un minuto a solas. Esto significa que esa noche se van a dormir más tarde que nunca. Esto significa que justito ese día tienen miedo y quieren dormir en tu cama. Esto significa….que va a ser un desastre.

Así que ahí te quedas, con tu lencería escondida bajo el pijama, con la cena afrodisíaca mientras corretean por tu lado, con el vino a medio terminar. El calentón da paso a la modorra en el sofá junto a dos renacuajos en tu cuello y viendo Disney Channel a ver si de puro aburrimiento se duermen…demasiada suerte sería.

 

6 comments

    1. Si, esos son los últimos recursos, cuando la necesidad apremia. Efectivamente, igual con los años echo de menos eso de meterse en la ducha con la excusa de ahorrar agua o los suspiros hacia dentro (para que no te oigan). Gracias por comentar!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s