Eran dos gotas de agua

Publicado por

No, no podía ser. No podían estar juntos. Era imposible. Sin embargo sentía que había algo que los unía.  Algo que los había unido durante toda esta vida y todas las vidas anteriores. Algo que los uniría en todas las vidas venideras. Sentía que esa unión en ocasiones estaba rodeada de sufrimiento, en otras de felicidad, pero en todas y cada una de ellas existía la imposibilidad.

Eran dos gotas de agua,

tan parecidas…

tan diferentes…

Podía verse en sus ojos, podía olerse en su cuello. Podía reflejarse en sus mentiras ya que también eran las suyas. Podía reconocer su pasión porque las llamas que la mantenían eran las mismas que las suyas. Podía sentir los latidos de su corazón ya que el suyo bailaba al mismo son.

Eran dos gotas de agua,

tan parecidas…

tan diferentes…

-¿Crees en las almas gemelas?- le susurró al oido

-¿Acaso debería?-le respondió antes de besarla

Imagen Flickr-Carlos Adampol Galindo

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s