Llámame rara pero adoro el papel

Publicado por

Siempre me ha gustado leer, desde pequeña ya devoraba tebeos de todo tipo: Zipi y Zape, Mortadelo y Filemón, Asterix y Obelix, 13 Rue del Percebé, Rompetechos, SuperLópez… Todo, todo lo que caía en mis manos. Recuerdo que en la estantería de mi casa había una enciclopedia médica que también cogía de vez en cuando y me entretenía mirando sus fotos. Si la foto me resultaba interesante me leía la enfermedad. Nunca olvidaré la impresión que me dejó la imagen de la Tenia. Ascazo de bicho. Pero oye, gracias a esta imagen traumática con la que soñaba por las noches pude hacerme la sabionda años más tarde en el instituto.

Bueno que me disperso, la cuestión es que adoro el papel. Me encanta el tacto al pasar las hojas, la impaciencia por llegar al final de cada capítulo para averiguar que ocurría en el siguiente. Siempre he fantaseado con tener mi propia biblioteca estilo la que sale en la Bella y la Bestia, con escalera incluida. Ya me veía deslizándome con esa escalera que alcanzaba el techo y husmeando en cada estantería. Como intuiréis no la tengo, mi biblioteca se resume en una estantería de 2×1’50 y varias cajas de cartón apiladas en el trastero. Es el inconveniente de tener una modesta vivienda y poco dinero para dar forma a esa preciosa biblioteca. Aquí podéis verme siendo la mujer más feliz del mundo:

 

Adoro el papel. Me gusta llevar cargado en el bolso mi última adquisición. Notar su peso y quejarme del ladrillo que llevo a cuestas todo el día (imaginar Juego de Tronos o el Quijote edición especial, por ejemplo) Pero me gusta. Me gusta marcar la página con lo que tengo a mano, una foto, un clínex, un billete de tren, un gancho del pelo de mi hija…  Me gusta quedarme dormida y no saber si al día siguiente habré muerto aplastada por el libraco sobre mi cara o si tendré la esquina del libro marcada en las costillas (esto me pasa mucho con ediciones de tapa dura).

Adoro el papel. Me gusta leerme el libro antes de ver su adaptación en el cine. Me gusta ser crítica después con la película casi siempre con los mismos argumentos: yo no me imaginaba al personaje así, se pierden muchos detalles, no profundiza en los tormentos del protagonista.

Adoro el papel.

Adoro el papel y me he comprado un ebook. He firmado mi condena, he sucumbido.

5 comments

  1. Yo pensaba lo mismo que tú y hace dos semanas me regalaron un ebook. Aún así yo soy de comprarme en papel los libros que me han dejado y me han gustado, así que haré lo mismo con los ebooks que me gusten. No te preocupes, el papel siempre es mejor y volverás a él seguro 🙂

    Le gusta a 1 persona

  2. Yo también adoro el papel, pero hace tiempo que sucumbí a los ebooks. Muchisimo más cómodo, puedes llevar cientos de títulos en un solo dispositivo… Pero de vez en cuando necesito un buen libro en papel para matar el mono…

    Me gusta

  3. Juas! Mis primeros contactos con el mundo del papel impreso también fueron los zipizapes y mortadelos de Bruguera… Pero lo cierto es que también he sentido gran interés por la informática, desde mi añejo Amstrad CPC 6128, para quien le interese, así que llevo varios años leyendo libros electrónicos (y comics) en el móvil, la tablet, el ordenador. Gran invento el Kindle (es el que uso)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s