El tamaño sí importa: Yo pongo el zapato y tú el pie a su medida

Publicado por

Ummm no es por defraudar pero el tamaño sí importa. En todos los sentidos, puede que no sea primordial, pero….mejor que sobre a que falte. Seguramente estoy ganándome algunos detractores pero bueno, para gustos los colores. Que sí, que lo importante es saber manejar el arma como toca porque más vale puñal ágil que espada torpe. Pero a ver, entre torpe y torpe me quedo con el de la espada.

Y no es por discriminar, no. Que con las mujeres pasa lo mismo, y si no veamos el refrán coloquial “tiran más dos tetas que dos carretas”. Y es así, no nos engañemos. Que siiií, que habrá mucho hombre que se fija en tu culo o en tus ojos pero si se cruza un escotazo las miradas van allí, sin quererlo, aunque luego se gire cara a ti y te diga”no cariño si a mi no me gustan tan grandes”. Bueno, quien no se consuela es porque no quiere. Y te lo dice una tabula rasa.

Claro que luego no es lo más importante pero importa, importa y mucho. Más todavía cuando ya tienes una edad, cuando tu querido xixi ya ha servido como conducto para dar vida a uno o varios mostrencos de más de dos kilos de peso.  Que yaaaa, que soy muy animal pero venga que seguro que más de una estáis como yo, ¿o no? (si es que no, no me lo digáis que ya me hundo en la miseria)

En relación a esto también me llaman la atención algunos juguetes sexuales. Los que se supone que se dirigen al sexo femenino tienden a buscar un estilismo o una belleza que no me cuadra. Que vale, que son más estéticos pero que a mi una minipilila camuflada como un pintalabios pues como que no me dice ná. ¿Y cual es su función?, ¿llevarlo en el bolso por si te da un apretón?…puede que en las películas o en las novelas de follisqueo (como a mí me gusta llamarlas) sea así, te metes corriendo en el baño de la oficina y te arreas un orgasmo que lo flipas. ¿De verdad eso pasa? A mi el estress diario no me ha dado por ahí todavía (ójala).

A lo que iba que me voy por las ramas, que el tamaño importa, por lo menos a mí. Que si me compro un consolador ya que va a ser para matar el tiempo en momentos de soledad (o aportar en pareja) pues lo quiero grande, con sus venas marcadas si hace falta. Y si es de carne y hueso pues también, quiero un pie que se acople a mi zapato de princesa.

Imagen Flickr-Marcos de Madariaga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s