Limpiar el alma para volverla a ensuciar

Publicado por

Vacaciones de verano…para desestresar, para desconectar, para descansar…pero sobretodo para limpiar el alma de tanta basura acumulada durante el año. Hay veces que el nivel de saturación tanto física como mental consigue apoderarse de todo lo que te rodea. Es como si consiguiese traspasar tu piel y llegar hasta el alma. Por supuesto es una forma de hablar, no es que quiera meterme en temas metafísicos.

Llega un momento que tanto lo que se espera de ti en el trabajo, en tu vida social, en tu relación de pareja e incluso en tu papel de madre acaba superándote. Va haciendo mella, gotita a gotita y cuando tu alma es como un vaso rebasado de tanta presión acabas estallando. Sientes que eres incapaz de disfrutar de la vida, incapaz de reírte a carcajadas, incapaz de saborear cada momento y deleitarte.

Para eso creo que son las vacaciones, para vaciar esa alma rebosante de presiones, quejas, prisas, exigencias y por fin sentirte otra vez tu. Porque sí amigas, es muy fácil decir “no te tomes las cosas así”, “descansa”, “piensa que mañana será un mejor día”, “disfruta del momento”. ¿Pero cómo voy a disfrutar alma de cántaro? Si llegas corriendo de trabajar de un trabajo en el que te están presionando y tienes que salir pitando para cumplir con tu deber de madre. No tienes ni un respiro, ya prácticamente ni te quedan ganas de charlar con tu pareja, simplemente te conviertes en una sombra de lo que fuiste.

Y creerme, soy súper positiva (aunque no lo parezca), soy feliz, creo que soy feliz. Pero cuando tu alma se colapsa es difícil recordar que eres feliz. Que eres esa mujer valiente, pícara, divertida e incluso chistosa, esa mujer que se apunta a un bombardeo con tal de pasarlo bien. Es muy difícil cuando tu cuerpo y tu mente dice “hasta aquí llegaste, bonita” y muy a tu pesar solo te apetece descansar…pillar ese sofá que te llama y que en cuanto tocas hace que te entre un sueño insoportable.

Por eso disfrutar, disfrutar de las vacaciones porque a no ser que seáis una condesa, una actriz o una empresaria ricachona, el año se nos presenta duro. Vaciar vuestras almas de tanta porquería para poder volver a llenarlas en septiembre. Y por supuesto como dirían en cualquier libro de autoayuda “disfruta el momento, disfruta cada detalle, cada gesto, no dejes que nada ni nadie consiga amargarte, porque nada ni nadie lo merece”.

 

Imagen Flickr –mrbanjo1138

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s