Las borracheras no sientan igual a partir de los 30

Publicado por

Domingo de resaca.. 37 años…madre..trabajadora…no, las borracheras no sientan igual que cuando tenía 18 primaveras. El cuerpo lo nota, y te recuerda que ya no eres una jovenzuela cuando después de vomitar varias veces antes de acostarte todavía sigue flagelándote con esas arcadas matutinas.

No se si será que físicamente la tolerancia al alcohol disminuye o si el no poder dormir hasta las dos tiene algo que ver. Porque claro, si tienes hijos no esperes que sean considerados con tu estado deplorable. Ellos seguirán despertándose a las ocho de la mañana y demandándote su desayuno. Mierda…

Y de la siesta olvídate. La rutina debe ser la misma. Si tienes que planchar, o preparar los uniformes para el lunes, o ir al cine para que esos pequeños monstruitos no se desesperen encerrados entre cuatro paredes…lo que daría por cerrar las ventanas y dormir en la penumbra. El sofá te hace veinte llamadas perdidas, pero con hijos esa relación está condenada al fracaso.

Por último lo mas jodido. No empiezas a recuperarte hasta el martes o el miércoles. El trabajo se hace interminable hasta mitad de semana y para colmo la guasa de los compañeros mas jóvenes”¿demasiado vinito este finde?”, “si es que ya no tenemos edad”… Cabrones, si tuvieseis las mismas obligaciones que yo no me durabais ni la primera ronda de chupitos!

Imagen Flickr – Jeremy Lim

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s